Depilación

En Estética Naira trabajamos todos los tipos de depilación, tanto a la cera, como eléctrica o fotodepilación

 

Depilación a la cera

Trabajamos con dos tipos de cera tibia, uno de ellos especial para zonas delicadas, lo que provoca menos dolor y una máxima eficacia.

La cera tibia no produce la dilatación de vasos sanguíneos que provoca la cera tradicional, con lo cual es mucho más favorable para la circulación sanguínea y provoca menos irritación y malestar.

Todo el material utilizado en cabina para este tipo de tratamiento es desechable (papel, bandas, cera, espátulas, etc.) lo que garantiza una máxima higiene.

 

Depilación Eléctrica

La depilación eléctrica es el único tratamiento reconocido actualmente como depilación definitiva. Se trata de una depilación pelo a pelo, en la que a través de una aguja se introduce una corriente que destruye las células germinativas dentro del folículo. Por consiguiente, el vello no volverá a nacer y el folículo quedará inerte e inactivo. Para que la depilación eléctrica sea eficaz es importante que el pelo se encuentre en fase de crecimiento.

Se utilizan dos tipos de corriente, la termólisis, la más rápida e indolora. Este tipo de corriente no es eficaz cuando el folículo se encuentra deformado; en este caso se utiliza la corriente Blend, que si elimina el pelo pero está contraindicada en mujeres embarazadas, personas con prótesis metálicas o marcapasos.

Esta depilación se complementa perfectamente con la fotodepilación y todo el material utilizado es deshechable (agujas, guantes, etc.) y esterilizado (pinzas de depilar).

 

Fotodepilación

La fotodepilación mediante luz pulsada es un sistema cómodo, seguro, indoloro y efectivo para eliminar el vello de manera permanente.

La luz pulsada es una emisión de luz visible que incluye todas las longitudes de onda de los lásers. La luz generada por la lámpara es absorbida por la melanina contenida en el pelo y es convertida en calor. Este calor intenso es conducido a través del pelo hasta el folículo, que es así destruido o incapacitado para generar nuevos pelos.

La longitud de onda oscila entre los 590 y 1200 NM garantizando la inocuidad del tratamiento y evitando cualquier posibilidad de producir quemaduras o daño en los tejidos adyacentes.

Hay dos factores importantes que influyen en la durabilidad del tratamiento:

  • Fototipo: El color de la piel, color de los ojos, el color del pelo y grosor del mismo.
  • Fase de crecimiento del pelo: en cada sesión sólo se eliminan los que están en fase de crecimiento (anágena), por lo que sólo cuando todos los pelos de la zona hayan recibido un disparo estando en fase de crecimiento, se obtendrá un óptimo resultado de la zona.

Convendrá que en las cuatro semanas anteriores al tratamiento no se realice ningún tipo de depilación en la que se arranque el vello de raíz. No debe tomarse el sol para evitar la activación de la melanina en la parte exterior de la piel. Después del tratamiento se deberá utilizar protección solar en las zonas depiladas expuestas al sol. Las sesiones se realizarán aproximadamente cada 3 meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *